Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los sabores que busca el mercado

Comparación de chiles que se venden como la misma variedad pero no lo son.

El mercado del ají está en crecimiento desde hace varios años. De hecho, desde el 2017 la venta de productos picantes ha tenido un crecimiento sostenido. Sin embargo, no podemos decir que es un consumo homogéneo. Por un lado, están los productos picantes deshidratados preferidos para espolvorear sobre la comida o para adobar carnes; por otro lado, están las salsas picantes que se utilizan ya sea en la cocina o en la mesa. Y además están también las comidas saborizadas y picantes listas para comer, los snacks picantes y más recientemente las bebidas picantes. Esta explosión de opciones picantes le ha dado muchísima profundidad al perfil del sabor de cada picante y cada preparación.

El resultado es que en los últimos años el consumidor de productos picantes se ha ido volviendo más exigente con respecto a lo que busca en su sabor. Lo que en algún momento era un interés por el nivel de picante, y en general el mercado buscaba los productos más picantes posibles, hoy en día ha variado hacia un mayor conocimiento de las tonalidades del sabor de cada tipo de ají y de las funcionalidades de esos sabores y de cómo la combinación con otros sabores puede dar una gama inclusive más variada e interesante.

Es así como hay mucho interés por chiles de todo tipo, desde los que no pican hasta los que pocos pueden soportar. Los afrutados, los terrosos, los que dan un toque mejicano, los que dan un toque asiático, los exóticos, los que pocos conocen y un sin fin de características más. Esto sucede porque el interés por el picante viene de muchas direcciones. Algunos lo consumen por sus propiedades para la salud, otros por recordar sabores de viajes, otros por darle mayor sabor a sus comidas vegetarianas o veganas, con lo cual para cada uno hay un perfil de sabor y combinación de picante que es más adecuado.

Las posibilidades son muy grandes y el desafío para la industria de alimentos y para el cliente final es la autenticidad de los chiles que se utilizan o se consumen. Hay en el mercado muchas variedades que se venden con un nombre erróneo, los venden con el nombre de la variedad que da mayor valor. También hay mucha oferta de chiles con mejoradores de color y/o mejoradores de sabor. Todas prácticas que van en detrimento del consumidor final. De hecho cada vez hay más Chefs buscando productos de origen y teniendo mucho cuidado para asegurarse que los productos que usan son fieles a su etiquetado, son el producto que es y no contienen mejoradores. La diferencia entre un producto fraudulento puede verse en el tamaño o la forma del fruto, así como en los aditivos utilizados para ‘mejorarlo’.

En Hugo Restrepo y Cía nos preocupamos por entregarle a nuestros clientes un chile de alta calidad. Firmamos contratos de cosecha con agricultores a quienes les proveemos toda la asistencia técnica para que los frutos resultantes cumplan con los requisitos sanitarios y microbiológicos aceptados por las autoridades de Estados Unidos y Europa. Conocer la fuente de su ingrediente y visitar el lugar de producción es cada vez más importante y necesario en el mercado de ingredientes.

Si te gustó este artículo, compártelo:

Y suscríbete para recibir nuestras noticias más recientes:

Artículos Relacionados

Losintermediarios-hugorestrepoycia

Los intermediarios, y los intermediarios

Los intermediarios en la cadena de valor agropecuaria pueden jugar un rol positivo, o negativo para la misma cadena, que incluye a los productores, intermediarios minoristas, intermediarios mayoristas, y consumidores.

Leer más »